domingo

Senda costera de Navia: Barayo-Frejulfe

foto de la senda costera de Navia El litoral de Navia pasa por ser uno de los más agrestes de Asturias, un legado de excepcional belleza de abruptos acantilados, de mar embravecido y playas que lo remansan, algunas de las cuales gozan de especial protección por su alto valor medioambiental, ecológico o paisajístico.

Por suerte para todos, existe una ruta de fácil caminar que lo recorre de un extremo al otro, de Navia a la playa de Barayo (o viceversa): un itinerario de unos dieciocho kilómetros que el grupo local de montaña Peña Furada dio a conocer en el año 1988 cuando organizó la I Travesía de la Costa Naviega.

Aunque para algunos es la distancia su principal dificultad (debes contar con un vehículo que te recoja al final del trayecto o, de no ser así y tener que regresar al inicio, recorrer a pie los treinta y seis kilómetros que suman la ida y la vuelta), a nosotros nos parece una longitud muy adecuada: la dividimos en dos y así disfrutamos dos veces de este excepcional paisaje.

Así que en esta ocasión vamos a recorrer el sector más oriental del litoral naviego, el comprendido entre las playas de Barayo, en el límite con el concejo de Valdés, y la de Frejulfe (Frexulfe), con parada obligada en Puerto de Vega.

Características
  • Tipo: lineal
  • Dificultad: ▲▲▲▲
  • Itinerario: playa de Barayo-Puerto de Vega-playa de La Llosera-castro de El Castiel-playa de Frejulfe, y regreso
  • Desnivel: unos 100 metros
  • Distancia:  alrededor de 19 kilómetros
  • Duración: entre cinco horas y media y seis

Situación y distancias


Distancias por carretera a Navia, capital del concejo del mismo nombre

Navia, situación y distancias
Pulsa en la imagen para aumentar su tamaño


Cómo llegar al punto de partida playa de Barayo, vista desde el aparcamiento
La playa de Barayo, lugar de inicio de la ruta, se encuentra a unos 13 kilómetros de la capital del concejo, distancia que recorreremos en unos 20 minutos, primero por la carretera N-634 y el último kilómetro por una carretera local. Si accedemos desde el centro de la región por la A-8, la Autovía del Cantábrico, no es preciso llegar a Navia: en las proximidades de Luarca tomaremos la salida de la N-634 en dirección Otur, poco después de atravesar esta localidad encontraremos la desviación que nos conduce a la playa, en cuyas proximidades encontraremos una amplia zona de aparcamiento.

Basta con asomarse y contemplar la panorámica que se abre ante nuestros ojos... ya no hace falta decir que la bajada a la playa es obligada. Queda a nuestro criterio decidir si lo hacemos ahora o al regreso. En cualquier caso no estaría de más que le echarais un vistazo al artículo (Barayo, un monumento de playa) que le hemos dedicado hace ya un tiempo.

Cuando nos decidamos a iniciar la ruta no tendremos ningún problema: desde el aparcamiento sale un sendero bien marcado. El primer tramo discurre por el borde occidental de la playa, fotografiada una y otra vez.

Vista de la senda que desde Barayo nos conduce a Frejulfe Vista de la playa de Barayo desde la senda Al llegar a El Cuerno, el camino que hasta ahora seguía rumbo N o NE, se orienta hacia el oeste surgiendo ante nosotros la que será estampa habitual de nuestro recorrido por el litoral naviego: un verde tapiz suspendido sobre los acantilados.

Vista del litoral de Navia
Esta sí que es una senda litoral. Todo el recorrido discurre muy próximo a la línea dibujada de punta a punta, de ensenada a ensenada. Tras recorrer poco más de cuatro kilómetros divisamos Puerto de Vega, otro punto que aparece remarcado en nuestro mapa, pues esta bella localidad marinera merece una visita pausada.

Vista de Puerto de Vega desde el sendero litoral
Después de disfrutar de un reconfortante paseo por el muelle de, después de contemplar algunas de los edificios más emblemáticos de Puerto de Vega (el Casino, la Casa de Cachón o la de Trelles, donde falleciera Jovellanos) nos dirigimos hacia la Atalaya. Allí, en las proximidades de la capilla de la Telaya, pondremos de nuevo rumbo al oeste para proseguir nuestra caminata por la senda de la costa naviega.
Aunque el escenario del nuevo tramo es bien parecido al que nos condujo de Barayo a Puerto de Vega, encontramos algunos puntos relevantes, como la playa de La Llosera –una pequeña ensenada de arena y cantos–, la isla de Soirana o los restos de un castro conocido como El Castiel.

Vista del sendero litoral de Navia, camino de Frejulfe Fotografía de la isla de Soirana

La sucesión de entrantes y salientes que los encuentros entre el mar y los acantilados van dibujando en el sendero, se interrumpen de pronto al abrirse en el horizonte la amplia ensenada donde se localiza la playa de Frejulfe (Frexulfe), declarada Monumento Natural en 2002 por la importancia del entorno (estuario, sistema dunar...) y la singularidad de algunas de las especies que allí se encuentran.

Vista de la playa de Frejulfe
Los ochocientos metros de distancia que existen entre la desembocadura del río Frexulfe (al este) y la Punta de El Pico (al oeste) la convierten en la más larga del concejo de Navia, aunque no sea de las más utilizadas por quienes disfrutan de los baños de mar, en razón de esa misma longitud y de su carácter de playa abierta, apenas protegida.

Vista del sector occidental de la playa de Frejulfe Vista de la desembocadura del río Frejulfe en la playa del mismo nombre Lo de Monumento Natural le viene de la importancia de algunas de las especies vegetales existentes en el entorno, como el junquillo salado (Eleocharis parvula) –en peligro de extinción, siendo aquí el único lugar de todo el litoral cantábrico donde aún se encuentra–, la broza fina o los cañaverales.
Toca disfrutar, sin prisa, de todo cuanto nuestros ojos contemplan. Tiempo habrá de iniciar el regreso, momento que aprovecharemos para hacerlo de aquellos lugares que nos hayamos saltado en la ida o de aquellos otros que queramos ver ahora con más detenimiento. Quizás también, si no lo hemos hecho al principio, de la playa de Barayo, lugar de inicio de esta caminata y adonde habremos de volver.

========================



========================

Últimas rutas publicadas:


========================

sábado

Quesos asturianos

Asturias, tierra de quesosAsturias es tierra de quesos, de eso no hay duda. Es más, algunos la sitúan a la cabeza de las regiones europeas en cuanto a la calidad y variedad de sus quesos. Y todo ello se debe al tesón de los queseros de la tierra, quienes, fieles a los métodos de elaboración tradicionales, han sabido mantener viva y pujante esta ancestral manera de convertir la leche en tan delicioso manjar.

Bien es verdad que la naturaleza ha ayudado un tanto, pues la región cuenta con abundantes pastos de montaña regados periódicamente por las lluvias del Cantábrico, riqueza que los ganaderos tan bien han sabido aprovechar con la trashumancia estacional que vienen practicando desde tiempo inmemorial. En los verdes más altos, en cada braña o mayáu (mayéu, majada, mayada...), los pastores convierten cada día la leche de vacas, cabras y ovejas en cuajada que el tiempo, la sabiduría y el cuidado habrán de convertir en sabroso queso. Y en cada caso lo han hecho según su costumbre.

La abrupta orografía, la difícil comunicación, los aislados valles entre montañas... explicarían la gran variedad existente: diferentes formas y maneras de producción y de conservación. Los hay para todos los gustos: blancos, azules, amarillentos, anaranjados o rojos; más fuertes o más suaves; de untar o de cortar; curados, semicurados o tiernos; elaborados con leche de vaca, de cabra, de oveja o de mezcla... Veamos.

Empezaremos por aquellos que ya han conseguido las distinciones oficiales que los identifican convenientemente en el mercado, ya sea mediante una Denominación de Origen Protegida (DOP) o una Identificación Geográfica Protegida (IGP).

Pieza de queso de Los Beyos Pieza de queso de Cabrales

AFUEGA´L PITU (DOP). Elaborado en la zona central con leche de vaca. Podemos encontrar cuatro variedades: Atroncau blancu, Atroncau roxu, Trapu blancu, Trapu roxu. Es un queso blando, ácido y ligeramente amargo. (Afuega´l pitu un queso sorprendente...)

BEYOS (IGP). Elaborado en la cuenca alta del río Sella, donde se encuentra el desfiladero de Los Beyos. Piezas de pequeño tamaño con corteza ligeramente enmohecida y pasta semidura que se puede desmenuzar al corte. Tiene un sabor intenso y agradable.

CASÍN (DOP). Elaborado en los concejos de Caso, Piloña y Sobrescobio mediante el sistema tradicional de amasado. Piezas con un peso que oscila entre los 250 y los mil gramos de color amarillo oscuro. Tiene un aroma potente y un sabor fuerte, persistente y picante. (El queso Casín : uno de los más antiguos de España...)

CABRALES (DOP). Su zona de elaboración se circunscribe al concejo de Cabrales y algunas localidades de Peñamellera Alta. Se obtiene con leche de las vacas, ovejas y cabras que se alimentan con pastos de la montaña. Es un queso azul de textura mantecosa, aroma intenso y fuerte sabor.

GAMONÉU (DOP).Queso de Los Beyos Queso curado de gran tamaño, con piezas que suele pesar más de tres kilos, elaborado en Onís y Cangas de Onís con leche de vaca, oveja y cabra, ligeramente ahumado y con afloraciones azuladas en los bordes. De color blanco o blanco-amarillento con algunas zonas verde-azuladas, es un queso de aroma fuerte e intenso y sabor ligeramente picante. Existen dos variedades: GAMONÉU DEL PUERTO, elaborado por los pastores en las cabañas y madurado en cuevas, y GAMONÉU DEL VALLE, con piezas elaboradas en las queserías de los valles de ambos concejos. (Queso Gamonéu: de la majada a la cueva...)

Además de estos cinco quesos, que gozan del prestigio y la distinción que les otorga su etiqueta, existen en Asturias varias decenas más. La mayoría son elaborados de forma artesanal en pequeñas queserías y vendidos en ferias y mercados.

* ABREDO. Elaborado en una quesería artesanal situada en la parroquia de Abredo (Coaña) con la leche de las vacas de su ganadería. Queso suave y mantecoso de color amarillo pálido y forma cilíndrica. Las piezas tienen un peso de entre 500 y 1000 gr.

* AHUMADO DE PRÍA. Queso artesanal elaborado en Pría (Llanes) con leche de vaca y nata de leche de oveja. Corteza marrón y pasta amarillenta. Ligeramente ahumado (por fricción de maderas de haya y roble). Maduración 30 días. Peso de unos 500 gr.

* BEDÓN. La quesería del mismo nombre, situada en Frieras (Llanes), produce quesos de cabra (corte blanco marfil), de vaca (amarillo) y mezcla (amarillo pálido). Piezas de alrededor de 500 gr.

* LA COLLADA. Elaborado con leche de oveja y cuajada enzimática (esto es, con adición de cuajo). Piezas pequeñas con un peso de 300 a 500 gramos. Muestra corteza enmohecida e interior de pasta cremosa con aroma suave y sabor intenso. La quesería, situada en Cirieño (Amieva), también elabora quesos de la variedad Casín.

* CUEVA DE LLONÍN. Elaborado por la cooperativa quesera de Alles (Peñamellera Alta) con leche de vaca. Piezas cilíndricas de unos 500 gr de peso con corteza blanca enmohecida y pasta cremosa de color amarillento.

quesos asturianos
* LOS CUETOS. Queso obtenido a partir de la leche de las cabras de su propiedad, situada en Puertas de Vidiago (Llanes). Se comercializan dos variedades: tierno (de leche pasteurizada) y curado (leche cruda).

* CUEVAS DEL MAR. Queso elaborado con leche de cabra. Piezas de pequeño tamaño (de unos 600 gr) con corteza roja e interior blanco, de aroma suave. Quesería situada en Pría (Llanes).

* LA CHIVITA. La leche cruda de las cabras de la ganadería La Chivita, situada en Buelles (Peñamellera Baja), es la materia prima utilizada para la elaboración de este queso artesanal. Tras una maduración de más de dos meses, se obtienen piezas de un kilo de peso con corteza rugosa. La pasta es de color blanco y textura flexible con un sabor ligeramente picante.

* GENESTOSO (XINESTOSU)- Esta parroquia del concejo de Cangas del Narcea situada a más de mil metros de altura tuvo siempre reconocida fama por la elaboración de un queso excelente de sabor intenso y ligeramente ácido. A la trashumancia de pastores venidos de otras tierras debe algunas de las técnicas utilizadas en su producción artesanal como, por ejemplo, la utilización de moldes de esparto. Actualmente su producción es escasa con lo cual resulta difícil hacerse con alguna de sus preciadas piezas.

* DON GONZALO. Debe su nombre al conde Gonzalo Peláez de Colla, que vivió en Grado en los siglos XIII y XIV. Es un queso elaborado de forma artesanal con leche de vaca, que se moldea en forma de rulo y se recubre de finas hierbas. Piezas de unos trescientos cincuenta gramos. Quesería situada en Temia (Grado).

Pieza de queso Bedón Queso ahumado de Pría

* MONJE PICÓN. Elaborado con leche cruda de vaca desde hace más de cien años por la familia Monje en Panes (Peñamellera Baja). A lo largo de los tres meses de maduración, los hongos del género penicillium le van dando las características vetas azuladas. En la misma quesería se producen otras variedades de quesos elaborados con leche de vaca y cabra.

* OVÍN ECOLÓGICO. Este queso semicurado de color amarillo pálido está elaborado en Ovín (Nava) con leche de vaca con certificación ecológica. Además de esta variedad, la quesería artesanal Quesu Ovín produce también un acreditado queso de cabra, que ha sido galardonado por su calidad.

* PEÑAMELLERA. En las tierras de Peñamellera siempre se elaboró queso, el tradicional cuayáu, con leche de vaca, de cabra y de oveja, utilizadas en diferentes proporciones dependiendo del productor y de la época del año. Hace unos años la cooperativa quesera de Alles recuperó su producción cuando estaba a punto de desaparecer como consecuencia del descenso del número de granjas lecheras en la zona. Gracias a ello actualmente podemos disfrutar de este queso cremoso de pasta amarilla y sabor suave, algo ácido.

* LA PERAL. Toma el nombre de la parroquia del concejo de Illas donde está ubicada la quesería que lo elabora. Es un queso de leche pasteurizada de vaca con adicción de mohos, que le dan sus características manchas azuladas.

Queso de Vidiago Queso Picu Urriellu cabra

* PORRÚA. Como en otras partes de Asturias, los ganaderos de esta parroquia llanisca situada en las estribaciones de la sierra del Cuera han venido utilizando los excedentes de leche para la elaboración de quesos destinados al autoconsumo. En la actualidad existen en la zona algunas queserías artesanas que producen pequeñas piezas elaboradas a la manera tradicional con leche pasteurizada, preferentemente de vaca aunque también de cabra y oveja. El resultado es un queso cremoso amarillo pálido, con intenso aroma y sabor suave aunque un poco ácido.

Queso Sidrón, elaborado con sidra * TRES LECHES CON ARÁNDANOS. La lechería Tierra de Tineo añade a sus variedades de Afuega´l pitu, este queso elaborado con leche de vaca, cabra y oveja con el añadido de arándanos, consiguiendo un novedoso sabor en el que se combinan a la perfección los toques ácidos con los dulces.

* URBIÉS. La mierense parroquia de Urbiés da nombre a un queso (elaborado también en otros concejos asturianos) que pasa por ser el más picante de cuantos se producen en la región. La leche de vaca entera que se utiliza para su elaboración coagula por acidificación, sin la adición de ningún cuajo. Tras el proceso de maduración, que dura entre seis y nueve meses, se obtiene una pasta blanda y cremosa de aroma intenso que, debido a su consistencia pastosa, se suele servir en tarrinas de barro.

* VIDIAGO. En este pueblo llanisco se elabora un exquisito y cremoso queso de leche de vaca con forma de ladrillo o lingote. Las queserías artesanales del lugar elaboran otras variedades (de cabra, de oveja, en aceite...), pero es éste, de sabor suave y ligeramente dulce, el más conocido y apreciado.

La lista podría ser más larga, no obstante creemos que con los quesos aquí mencionados ya podemos elaborar una buena tabla para satisfacer a los queseros más entusiastas. No obstante, todo parece indicar  que deberemos seguir atentos a las novedades, pues los artesanos asturianos no cejan en su empeño de adaptar la tradición a los nuevos gustos gastronómicos y cada cierto tiempo nos tientan con variedades que suenan muy bien, como ese queso con arándanos al que ya nos hemos referido o ese otro con añadido de sidra. En fin, que los disfrutéis.

========================

OTROS ENLACES REFERIDOS A GASTRONOMÍA



===========================================

miércoles

Tiñana: sabor a sidra

Tiñana, vista parcialTiñana es una parroquia del concejo de Siero, situada a unos nueve kilómetros de La Pola, que aúna la actividad industrial  localizada a ambos márgenes de la antigua carretera de Santander, con un escenario rural, dominado por praderías, bosquetes de castaños y pomaradas, que predomina en el resto de su territorio. De ahí que el visitante que haya tomado el acceso  en  la rotonda situada en el borde de la autovía del Cantábrico pasará, en tan sólo unos centenares de metros, de las naves de hormigón al verde follaje de los manzanos; al sabroso perfume de los pomares; al delicioso sabor de la sidra.
De hecho, en cuanto tienes a la vista el puente que salva las aguas del río Nora la manzana ya reclama todo el protagonismo, bien en forma de plantaciones –las tradicionales con árboles de gran porte o las más modernas en eje vertical y por calles– o de llagares, donde con mucha ciencia y algo de paciencia pasa a convertirse en refrescante y sabrosa sidra. 

Tiñana, pomarada
Los llagares que encontramos en el camino atesoran el buen hacer de las gentes de la parroquia, que de producción de sidra saben bastante, no en vano llevan varios siglos haciéndolo (al menos desde mediados del siglo XVIII, según documentación acreditada) y contaron con formación y tecnología, pues aquí estuvo localizada la Estación Pomológica dependiente de la Dirección General de Agricultura del Ministerio de Fomento. Esta instalación experimental, inaugurada en 1911, se puso en marcha para satisfacer la demanda de los productores, interesados en conocer los últimos adelantos en materia de producción de manzana y fabricación de sidra.

Tiñana, Llagar Viuda de Palacio Tiñana, Llagar de Juanín
Y todo ese saber se conserva aquí, en los llagares de la parroquia. Algunos (Viuda de Palacio, Juanín, Muñiz, Fanjul) los encuentra el visitante al borde de la carretera; los otros no quedan lejos (Quelo, en Fueyo; Llagar Fonciello, en Fonciello; y Choro, en Meres). En total son siete, lo cual no está nada mal para una población  de unos mil habitantes.

Tiñana, Llagar Muñiz Tiñana, Llagar Fanjul
Llegados a este punto conviene aclarar que, según el Nomenclátor Geográfico Nacional, la parroquia de Tiñana comprende las siguientes poblaciones: Fonciello, Fozana, Fueyo, Meres,  San Juan del Obispo y Urbanización Palacio de Meres/Fontemera; también que, al decir de algunos organismos oficiales, no existe ningún lugar  que reciba oficialmente el nombre de Tiñana, por más que la memoria colectiva (también los indicadores que se encuentran en la carretera), señalen con ese nombre a la zona situada en las inmediaciones de la iglesia parroquial. 

Tiñana, Casa Pin
Allí la carretera se ensancha conformando una especie de plaza. En dos de sus laterales se alzan sendos locales destinados a la hostelería que atesoran parte de la historia de la parroquia pues llevan varias décadas en pie. Uno de ellos desempeñó durante los años treinta del pasado siglo funciones de tienda-bar, de esas que tanto abundaban por la región y que servía tanto para taberna como para el abastecimiento de comestibles. Por entonces era conocida como La Casa de Cándida, en referencia a Cándida Arango Fanjul que la regentaba en aquellos años. Pasó luego a su prima Amor Villa Fanjul quien, junto a su marido José Cimadevilla, la convirtieron en la afamada casa de comidas conocida como Casa Pin el de Amor.

Tiñana, iglesia parroquial Siero, Tiñana, iglesia parroquial
A la derecha del ensanche se encuentra el Campo de la iglesia, una zona arbolada en la cual se ubica la casa natal de  Ramón Martínez Vigil, rector que fue de la Universidad de Manila (1868-1876) y obispo de Oviedo (1884-1904). A poca distancia se alza la parroquial de Santa María, cuya historia se remonta, al menos, a mediados del siglo IX, cuando Alfonso III la dona con todas sus dependencias a la catedral de Santiago. Bien es verdad que su aspecto ha sufrido más de un retoque y el que ahora contempla el visitante es producto de la última reconstrucción llevada a cabo tras haber sido destruida en la guerra civil. La nueva edificación, que conserva algunos elementos decorativos de la primitiva traza románica, fue inaugurada en 1942, aunque las obras se dieron por rematadas años más tarde, y nos muestra el aspecto de las iglesias rurales asturianas del siglo XVII: cuerpo rectangular, nave elevada, sacristía adosada, pórtico lateral con pequeñas arcadas y una bella portada abocinada con tres arquivoltas.

Siero, Tiñana, El Llagarón
Si seguimos la carretera que bordea la iglesia por su lado meridional llegaremos a un desvío donde se encuentra El Llagarón, edificación centenaria puesta en pie en los inicios del siglo XX por José María Alonso para la producción industrial de sidra. Venía a sumarse a otros existentes por entonces: el de Cornelio Muñiz Vallina, en Fozana de Abajo, o el de Juan Palacio Fernández, situado en Fozana de Arriba  y conocido como el de Juanín de doña Juana. Buena parte de los llagares  actualmente en funcionamiento están regentados por sus descendientes habiendo contribuido en gran medida al prestigio alcanzado por la sidra producida en Tiñana.

Siero, Tiñana, vivienda Siero, Tiñana, vivienda
El escenario rural de Tiñana, impregnado de manzana y de sidra, se encuentra salpicado de algunas casonas de buen porte, como las que podemos encontrar en las proximidades de El Llagaron. Otras más encontraremos a lo largo de  nuestro paseo.

Si en la desviación continuamos en dirección a Fozana, llegaremos hasta la conocida como Casa Baiña, conjunto integrado por la casona (con balcones volados, escalera de piedra), la capilla y panera de ocho pegollos, cuya fecha de construcción data de 1890 como así consta en el grabado allí existente.

Tiñana, Casona Palacio
Tiñana, Casona Palacio, panera Tiñana, Casona Palacio,ermita
Claro está que si de casas de buen porte hablamos,  no podemos dejar de mencionar el Palacio de Meres,  solar originario de los Argüelles de Meres, linaje que habiendo tenido gran trascendencia en la vida de la parroquia a través de los siglos, también la tuvo en lo que a producción de sidra se refiere, pues consta que ya en el siglo XVIII Ramón Argüelles Quiñones, por entonces titular de la Casa de Meres, poseía un llagar para la producción industrial de sidra.  

Tiñana, Palacio de Meres
Tiñana, Palacio de Meres Tiñana, Palacio de Meres

Dependiendo de la posibilidad de que esté abierto para la celebración de algún acto social, quizás tengamos ocasión a la bajada, camino de la glorieta, de visitar el palacio que, por ser de propiedad privada, no suele estar abierto al público. Sería la manera perfecta de culminar esta visita a uno de los lugares más emblemáticos de los que figuran en el mapa de la sidra asturiana.

========================


========================

Propuestas anteriores:

Otros lugares de interés

======================================================================== Google

Ascensión al Ferreirúa

foto del pico Ferreirúa El pico Ferreirúa se encuentra al sur del concejo de Teverga, en la divisoria entre Asturias y León. Su cima se sitúa cerca de los dos mil metros de altura (exactamente son 1983 m), convirtiéndose de esta manera en una atalaya excelente para disfrutar a vista de pájaro tanto de la zona de La Babia que se extiende hacia el sur, como del valle de Teverga, que lo hace por el norte, con el hayedo de Monte Grande a sus pies; sin olvidarnos de la posibilidad de contemplar un buen tramo de cordillera, coronada por emblemáticos picos como Peña Rueda, los Fontanes o las Ubiñas. Por si fuera poco, el Ferreirúa cuenta con una ventaja con respecto a otros picos asturianos de altura similar, y es la de su cercanía con el puerto de Ventana, situado a 1587 metros de altura: esto significa que la cima de nuestro objetivo se encuentra a menos de cuatrocientos metros de desnivel desde la partida, lo cual convierte esta ascensión en mucho más accesible. Así que habrá que aprovecharlo. Y a ello vamos.

Características
  • Tipo: lineal
  • Dificultad: ▲▲▲▲▲
  • Desnivel: 400 metros
  • Distancia:  alrededor de 7´5 kilómetros
  • Duración: unas cuatro horas

Situación y distancias


Distancias por carretera a La Plaza, capital del concejo de Teverga,

Teverga, situación y distancias
Pulsa en la imagen para aumentar su tamaño


Cómo llegar al punto de partida
Teverga, puerto Ventana, inicio de la ruta al pico Ferreirúa
Iniciamos la ruta en el puerto de Ventana, situado a unos veintiún kilómetros de la capital del concejo, distancia que recorreremos en unos veinticinco minutos por la carretera AS-228.  Una vez allí, podremos estacionar el vehículo en una zona que encontraremos a la izquierda, en el inicio de la pista que conduce a Ricabo o, lo que es lo mismo, en el inicio del antiguo Camín Real que unía las tierras leonesas con Oviedo, ruta muy frecuentada durante la Edad Media, y que, según se dice, fue la utilizada para traer a Asturias las Reliquias del Arca Santa que actualmente se conservan en la Cámara Santa de la Catedral de Oviedo. Pero ésa es otra historia.
Lo que toca ahora es echar un vistazo a cuanto nos rodea, así iremos preparando nuestros ojos para todo lo que nos deparará la ascensión que vamos a iniciar.

Teverga, ascensión al Ferreirúa, loma inicial
Si, tras disfrutar de las vistas panorámicas que desde el mismo puerto se observan, echamos una mirada hacia el oeste encontraremos una loma: ése será el primer escollo que debemos superar y lo haremos por cualquiera de los senderos que se dibujan en la ladera.

Teverga, ascensión al pico Ferreirúa, vista del cordal de ascenso
Tras la inicial subida, libre el horizonte de pantallas, podemos observar el perfil de la cordal con tres cumbres: pico El Cuervo, Las Lombas y el pico Ferreirúa, nuestra meta.

Teverga, ascensión al pico Ferreirúa, vista de Fresnedo y La Estrechura
Bien es verdad que no hay que esperar a llegar a lo más alto para deleitarnos con las impresionantes panorámicas que nos regala la ascensión: mirando al norte contemplamos todo el valle de Teverga, el desfiladero de La Estrechura, Fresnedo (Fresnéu) colgado en el cordal de Sobia...

Teverga, ascensión al pico Ferreirúa, vista del valle de Teverga Teverga, ascensión al pico Ferreirúa, vista del valle de Laciana Al alcanzar la cumbre del pico El Cuervo (1761 m), las posibilidades de disfrutar aumentan pues no sólo lo haremos con nuevas perspectivas del concejo tevergano, sino que también lo haremos con las preciosas vistas del valle leonés de Laciana.

Teverga, ascensión al pico Ferreirúa, vista del pico
Descendemos hacia un collado, desde el cual iniciaremos una nueva subida hacia lo más alto de Las Lombas (1828 m).  Una nueva bajada... ¡El Ferreirúa ya se ve más cerca!

Teverga, ascensión al pico Ferreirúa, vista de los Fontanes y las Ubiñas
Al echar la vista atrás camino de la cumbre, contemplamos el camino que ya hemos recorrido. Como telón de fondo la silueta majestuosa de los Fontanes y las Ubiñas.

Teverga, ascensión al pico Ferreirúa, la cima
En la cima del Ferreirúa no hay vértice geodésico alguno, ni buzón de cumbres, tan «sólo» vistas. Preciosas panorámicas desde casi dos mil metros de altura. Toca disfrutar y disfrutar.

Teverga, ascensión al pico Ferreirúa, vista de la sierra del Aramo Teverga, ascensión al pico Ferreirúa, vista del Gamoniteiro
Teverga, ascensión al pico Ferreirúa, vista de los Huertos del Diablo
El disfrute no termina en la cima. Durante el descenso seguimos haciéndolo: la sierra del Aramo, el inconfundible Gamoniteiro, la zona de Peña Rueda y los Huertos del Diablo...

========================



========================

Últimas rutas publicadas:


========================