martes

Pajares

Lena, Pajares, vista generalPajares es una villa del concejo de Lena, que sabe mucho de viajes y caminantes. No en vano está situada a pocos kilómetros del puerto del mismo nombre, uno de los pasos más utilizados entre Asturias y León. Desde antiguo han usado ese punto estratégico los carreteros con sus mercaderías; también los peregrinos que, como desvío obligado del Camino, acudían a la catedral de San Salvador en Oviedo («quien va a Santiago y no al Salvador, visita al criado y deja al Señor»).
Para unos y para otros Pajares era lugar de referencia, parada obligada,  en la inclemente travesía, pues allí encontraban fondas y mesones, incluso un hospital de peregrinos, que contaba con servicios de hospedaje y atención. 

Lena, Puerto de Pajares, parador Lena, Puerto de Pajares, túnel
Unos kilómetros más arriba se encuentra el puerto: lugar de extraordinaria belleza dominado por el recortado perfil de colosales montañas, entre las que destaca el macizo de las Ubiñas. Desde el alto también se puede observar algún que otro túnel de los que atraviesa el sinuoso itinerario del ferrocarril. Bellos parajes que nos brindan los casi mil cuatrocientos metros de altura del lugar,  los mismos que explican los largos inviernos que nutren las verdes laderas y los casi perpetuos neveros, por más que se diga que los de ahora no son los más crudos que se recuerdan.

Lena, Puerto de Pajares, vista hacia el oeste

Frío más o menos intenso, densas nieblas, nevadas o ventiscas: ése es el escenario que en los largos inviernos de la Cordillera se pueden encontrar quienes franquean la famosa puerta que une las tierras leonesas y asturianas. Si las inclemencias del tiempo pueden deparar grandes dificultades al transeúnte contemporáneo, qué no sucedería a quienes en el pasado se aventuraban a transitar por estos parajes a pie, en carreta o lomos de una caballería.

Lena, Pajares, vista carretera Lena, Pajares, casas al borde de la carretera
Era entonces, en los momentos en que más arrecia el temporal, cuando la villa de Pajares se convertía en providencial refugio para el viajero, parada y fonda obligada hasta que la tormenta amainara y el camino quedara de nuevo abierto.
De esta secular dedicación a cuantos por aquí pasaban —primero por el camino, más tarde por la carretera— han quedado huellas bien visibles en el caserío, pues consta que algunos de los edificios que hoy se mantienen en pie sirvieron en otro tiempo para dar cobijo al transeúnte.

Lena, Pajares, hórreo
Hoy, que ya no es obligado el paso por el puerto al existir una autopista alternativa, la villa de Pajares sigue siendo un lugar de recomendable parada, pues el que tan sólo la atraviesa, subiendo o bajando por la carretera, por muchas veces que lo haya hecho, no habrá tenido ocasión de disfrutar con sosiego de lo que en sus calles se halla y desde sus calles se divisa.

Lena, Pajares, arquitectura popular Lena, Pajares, arquitectura popular
Pues aunque en su calle más transitada se encuentran algunos edificios singulares como el conocido como El Portalgo (lugar donde se cobraba el impuesto o portazgo que gravaba el tránsito de mercancías), otros hay no menos interesantes en las calles paralelas.  

Lena, Pajares, vivienda Lena,Pajares,Casa de los Pidal
De hecho es en el conjunto de las bien conservadas viviendas donde se encuentra el principal atractivo de la villa. Los más son edificios de  pétreas fachadas y buen porte. Uno hay que merece mayor detenimiento:  es el conocido como Casa de los Pidal, vivienda que fue de la familia integrada por Juan Menéndez —magistrado y natural del mismo Pajares—, de Ramona Pidal —originaria de Villaviciosa e integrante de la conocida e influyente saga— y de sus tres hijos: Luis —afamado y laureado pintor, miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando—, Juan —prestigioso historiador que fue director del Archivo Histórico Nacional, al tiempo que periodista y poeta lírico—  y Ramón  —catedrático de Filología Románica de la Universidad de Madrid,  miembro de la Generación del 98, director de la Real Academia y reputado medievalista—. Aunque, por los cambios de residencia a que obligaban los destinos del padre,  no todos los hijos nacieron en Pajares, sí que fue la casa familiar el lugar donde los Menéndez Pidal pasaron los largos veranos de su infancia y juventud, como para Ramón atestigua  la placa colocada en la fachada.  

Lena,Pajares,iglesia de San Miguel, portada Lena,Pajares,iglesia de San Miguel
Lena, Pajares, iglesia de San Miguel
No lejos de allí el paseante encuentra la iglesia parroquial de San Miguel, edificio reedificado en el año 1861 que si bien no destaca por su interés arquitectónico, sí que cuenta con una característica envidiable: la que le concede su privilegiada situación.

========================


========================
Propuestas anteriores:


Otros lugares de interés

========================================================================