lunes

Vino de la tierra de Cangas

Es tal la simbiosis que muchos establecen entre «Asturias» y «sidra» que no nos extrañaría que a más de uno le sorprendiera leer que en esta región, la de la sidra, también se produce vino. Un vino que desde el año 2001 cuenta con protección oficial, primero bajo la denominación de Vino de la tierra de Cangas, y desde 2008-09 con la de Vino de Calidad de Cangas.

El viñedo de esta denominación se encuentra situado en los concejos de Allande, Cangas del Narcea, Degaña, Grandas de Salime, Ibias, Illano y Pesoz; una zona en la que la producción vitivinícola cuenta con varios siglos de historia, pues hay constancia que la sitúa en el siglo IX, por más que la verdadera expansión del cultivo no se produzca hasta unas décadas después, cuando a principios del siglo X se funde el monasterio de Corias.













A finales del XIX —superada la crisis de la filoxera— los vinos de Cangas gozaban de una buena reputación como lo atestiguan los diversos premios nacionales e internacionales cosechados por entonces. Sin embargo, a lo largo del siglo XX su importancia fue decayendo como consecuencia, entre otras razones, del abandono progresivo de los campos protagonizado por buena parte de su población que buscó acomodo en otras zonas del país en busca de mejores condiciones de vida. No será hasta los últimos años del pasado siglo cuando se rompa la tendencia: se reacondiciona el terreno, se realizan nuevas plantaciones, se agrupan los productores y se inicia el proceso para lograr la Indicación Geográfica Protegida, meta que conseguirá en el año 2001.

Actualmente son poco más de cien hectáreas de viñedo que producen un vino muy peculiar, lo cual no es de extrañar dadas las condiciones de suelo y de clima en las que crecen las uvas de las variedades Albarín Negro, Verdejo tinto, Carrasquín tinto o Albarín blanco.



=========================================================================

OTROS ENLACES REFERIDOS A GASTRONOMÍA


===========================================