jueves

Cangas de Onís, puerta de acceso a Picos

Hay lugares que están escritos con negrita en la historia de los pueblos. Tal sucede con Cangas de Onís, topónimo estrechamente vinculado a la Reconquista, habida cuenta de que en sus proximidades tuvo lugar la batalla de Covadonga (722) y que en la villa residiera la Corte asturiana hasta que el rey Silo, coronado en 774, la trasladara a Pravia.

Por si el protagonismo que estos escenarios desempeñaron en el pasado común no fuera atractivo suficiente para el visitante, Cangas de Onís, capital del concejo del mismo nombre, disfruta de una privilegiada situación en la vega de los ríos Güeña y Sella (ver mapa), en el vértice noroccidental del Parque Nacional de los Picos de Europa: la CN 625 (Cangas de Onís- Riaño), lo bordea por el oeste; la comarcal AS-114 (Cangas de Onís- Panes), por el norte, lo cual le confiere el papel de puerta de acceso a los Picos.

Historia y naturaleza son dos elementos de gran atractivo para el visitante que han convertido a Cangas de Onís en un activo centro turístico y comercial, que hoy os proponemos visitar. Para empezar nada mejor que contemplar este grabado publicado en 1882 en las páginas de La Ilustración Española y Americana.


Algunos puntos de interés



El llamado «puente romano» es una de las imágenes más conocidas de la villa canguesa. Aunque es obra del siglo XIV o XV es posible que pudiera haber sustituido a otro anterior de época romana. Fue durante mucho tiempo el único de piedra que salvaba el río Sella, lo cual le confería una gran importancia en las comunicaciones entre Asturias y Cantabria.












Ermita de la Santa Cruz
Fue voluntad del rey Favila, hijo y sucesor de Pelayo, edificar una capilla sobre un dolmen aquí existente. El edificio original sufrió diversas modificaciones a lo largo de la historia y en 1936 fue destruido, perdiéndose entonces la inscripción alusiva a su fundación en el año 737. La ermita que ahora contemplamos, construida al inicio de la década de los cincuenta del pasado siglo, presenta en su suelo un amplio orificio que permite contemplar el dolmen.



Casa Dagó
El paseante encontrará algunas casonas palaciegas que reclamarán su atención. Tal es el caso de Villa María, sita en el barrio de Contraquil, o la Casa Dagó construida en la década de los veinte del pasado siglo para el indiano José Dagó. De estilo montañés, tiene planta cuadrada y cierto aspecto de torreón, con prominente alero que descansa sobre ménsulas talladas. Comprada por el extinto Instituto de Conservación de la Naturaleza (ICONA), se convierte en centro de información del Parque Nacional de los Picos de Europa, función que sigue desempeñando en la actualidad.





Casa de Soto
Situado en la transitada calle del Mercado, es un edificio de estilo barroco, por más que sufriera distintas modificaciones a lo largo del tiempo. El escudo de armas de la fachada principal atestigua que perteneció a la familia Soto, originaria, al parecer, de Soto de Cangas y poseedora de otras casas en el concejo.
La utilización de sillares labrados y el original tratamiento de los marcos de los balcones dan buena cuenta del esmero de los constructores. La parte izquierda del edificio corresponde a un añadido de principios del siglo XIX.



Villa María
En el barrio de Contranquil, frente a la capilla de Santa Cruz, encontramos la casona conocida como Villa María, que fue construida en los años veinte del pasado siglo por el arquitecto Miguel García Lomás para el indiano Constantino González.
Como rasgos destacados de este edificio de estilo montañés es preciso señalar el torreón, el pronunciado alero de madera, el pórtico de columnas, así como la utilización en los muros de sillar visto, combinado con mampostería enlucida y pintada de color ocre.



Palacio de Cortés
 En el barrio de La Concepción se levanta este edificio renacentista que fue residencia de la familia Cortés, cuyo escudo se puede contemplar en la fachada.
Aunque no se puede acceder al interior del recinto donde está ubicado, sí que podemos observar que cuenta con dos plantas y una tercera abuhardillada. También que se utilizaron sillares para enmarcar los vanos y para rematar las esquinas de los muros.

Sabemos que vivió tiempos mejores y que tuvo por huéspedes a Jovellanos y a la reina Isabel II  que aquí se alojó durante su visita a Covadonga en 1854 ( Por el Camín de la reina).


Antigua iglesia de Santa María de Cangas
Situada en Cangas de Arriba, la que fuera iglesia parroquial de Cangas fue abandonada en el año 1963 cuando se inaugura la iglesia nueva.
El edificio conserva la cabecera gótica y arco toral del siglo XV, el resto pertenece a una ampliación realizada en el siglo XVIII. Actualmente alberga el Aula del Reino de Asturias.



Iglesia parroquial
A pesar de su construcción relativamente reciente, la iglesia parroquial de Cangas de Onís se ha convertido en una de sus imágenes más representativas. Quizás ello sea debido a su original espadaña de tres pisos que le confiere una indudable singularidad.
Construido en 1963, es un edificio de tres naves en el que destaca la torre de treinta y tres metros de altura.



Ayuntamiento
Sito en la Avenida de Covadonga, fue construido a finales del siglo XIX. De corte clasicista, en la fachada principal destaca el cuerpo central saliente, marcado por pilastras, en cuya parte baja se sitúa un pórtico central con dos columnas toscanas; en la planta primera, un balcón con arcos rebajados; y remata el conjunto un frontón triangular.















El mercado dominical es un aliciente más para los visitantes de la localidad canguesa (con título de «ciudad» desde que en junio de 1907 así le fuera concedido). El domingo es un día de intensa actividad para el comercio local pues no sólo se levantan decenas de puestos ambulantes, sino que también los negocios habituales abren como otro día cualquiera, incluidas las tiendas de comestibles y los supermercados: en Cangas todo está abierto.

En el «Mercau» de Cangas de Onís se pueden encontrar todos los productos típicos de los Picos de Europa: hortalizas; diferentes variedades de quesos, especialmente Gamoneu y Cabrales; embutidos elaborados con carne de cerdo, pero también con la de jabalí y ciervo, miel y artesanía.


========================



========================

Algunas pistas de interés en  el concejo de Cangas de Onís

Olla de San Vicente
Vega de Orandi





Casa Manuela
Corao, la nueva patria del alemán




Covadonga
Santa Eulalia de Abamia
========================


Otros lugares de interés

========================