domingo

San Pedro de Nora

  En un precioso lugar, teñido de bucólico verdor y envuelto en transparente sosiego, a la vera de las fluviales aguas  que por esta zona se empeñan  en ir dibujando el lindero que une  las tierras del concejo de Las Regueras con  las de Oviedo,  hallamos la iglesia de San Pedro de Nora, cuyas piedras se levantaron por primera vez hace ya más de mil años, pues dada la similitud con la de Santa María de Bendones y la de San Julián de los Prados, muchos son los que piensan que fue construida durante el reinado de Alfonso II, aunque la primera constancia documental date del año 905.    

Sea como fuere, edificada en la primera o en la segunda mitad del siglo IX, larga es su historia y muchos los avatares que han sufrido sus muros. A destacar entre los más recientes los que siguen: fue declarada Monumento Nacional en 1931, incendiada durante guerra civil y reconstruida en la década de los cincuenta. Durante esta última restauración se eliminaron todos los elementos que a lo largo de la historia se habían ido añadiendo a la estructura original y, sorprendentemente, se construyó en las proximidades, a la manera de los campaniles italianos,  una torre-campanario de la cual no existe constancia de que formara parte de la edificación original.

A pesar de las cicatrices que la historia ha dejado en sus muros, nos encontramos ante una buena muestra de la primera etapa del Prerrománico Asturiano,  con apreciables similitudes con San Julián de los Prados, pues comparte con ésta algunos de los elementos constructivos más significativos del periodo: empleo de mampostería en los muros con sillares en las esquinas, utilización de contrafuertes, existencia de un pórtico de acceso en la fachada oeste y de una  ventana trífora que se abre en la cámara situada  encima del ábside central y que, como en San Julián, no tiene comunicación con el interior.

En cuanto a las diferencias, quizás sea la inexistencia de crucero la más notable, ausencia ésta que confiere a la iglesia de San Pedro un aire más rural y, quizás, más arcaico.


 Una vez en el interior, nos encontramos con una planta de tipo basilical de tres naves con tres ábsides, que debido a sus proporciones confiere al conjunto una sensación de verticalidad (la nave central se apoya en pilares más esbeltos que en Santullano) y de profundidad (la cabecera es más estrecha que la fachada principal).


Las naves, separadas por cuatro arcos de medio punto, están cubiertas con techumbre de madera. Los ábsides, comunicados entre sí e iluminados por ventanas rectangulares, se cubren con bóvedas de medio cañón.

La iglesia de San Pedro de Nora es un buen ejemplo del Arte Asturiano del periodo de Alfonso II y su visita compensa con creces el desplazamiento. Además, para los que no se conforman sólo con el disfrute contemplativo, de aquí mismo parte una; ruta que, acompañando un buen rato al río Nora, nos conducirá por El Campanal y Quexu hasta Puente Gallegos, para, tras unas tres horas y media de caminata, retornar hasta los mismos muros de esta iglesia milenaria.


>========================


Algunas cosas más  acerca del prerrománico asturiano



SANTA MARÍA DEL NARANCO. A unos tres kilómetros del centro de Oviedo, en la ladera sur del monte Naranco, se alza esta joya del prerrománico que el rey Ramiro I mandara construir hace más de mil ciento cincuenta años, para mayor gloria del Reino de Asturias. El edificio, concebido originariamente como residencia palaciega...




SAN JULIÁN DE LOS PRADOS: EL COLOR DEL PRERROMÁNICO. Aunque no conocemos el año de su construcción, sí sabemos que lleva en pie más de mil ciento setenta años. A pesar de su longeva edad y de la agresión constante que para sus piedras suponen los miles de vehículos que transitan a diario por las proximidades, sigue siendo una de las joyas del prerrománico asturiano...



VALDEDIÓS: EL VALLE ELEGIDO. Es un valle tapizado de bosques y pastizales, regado por las aguas del arroyo Asta y protegido por la sierra costera. Un paisaje de gran belleza que cautivó de tal manera a Alfonso III, que allí mandó construir una residencia palatina, lugar de retiro y cobijo para...



SANTA MARÍA DE BENDONES. Resulta un tanto sorprendente que, sabiendo como se sabía de la existencia de una iglesia prerrománica en el lugar, pues así consta en una escritura de 905 por la que el rey Alfonso III dona a la catedral de Oviedo, entre otros edificios, «la villa e iglesia de Santa María de Bendones» hubiera...



========================

Propuestas

========================================================================