jueves

Ruta del Nalón (I): de Peñaflor a Grullos

Candamo, de Peñaflor a Grullos, vista del río NalónEl Nalón, el río más largo y caudaloso de la región,  ha marcado una visible cicatriz  en buena parte de la zona central asturiana. La hendidura abierta fue utilizada desde antiguo como vía de comunicación: el cauce para transportar carbón desde las cuencas hasta el puerto de San Esteban de Pravia; las orillas resultaron ser los mejores itinerarios para abrir caminos entre los pueblos ribereños. Ejemplo de ello lo encontramos en la denominada Ruta del Nalón que recorre de sur a norte el concejo de Candamo por lo que, al parecer, fue un camino medieval que unía Grado con Pravia. El sendero, tal y como hoy se conoce, une el puente de Peñaflor y la localidad praviana de Beifar: un total de algo más de dieciséis kilómetros, demasiado si tenemos que añadirle otro tanto para el regreso. De ahí que nosotros hayamos decidido realizarla en dos tramos, de distancia similar: Puente de Peñaflor - Grullos y Grullos - Beifar.


Características
  • Tipo: lineal (i./v.)
  • Dificultad: ▲▲▲▲▲
  • Itinerario: Puente de Peñaflor- Cuero- Agüera- Murias- Grullos
  • Señalización: buena 
  • Sendero homologado:  parte del PR- AS 261
  • Distancia: 16´5 kilómetros (i./v.)
  • Duración: unas cinco horas

Situación y distancias


Distancias por carretera a Grullos, capital del concejo de Candamo


Candamo, situación y distancias
Pulsa en la imagen para aumentar su tamaño

Cómo llegar al punto de partida
Candamo, de Peñaflor a Grullos, inicio de la ruta
La ruta se inicia en  Puente de Peñaflor (ver mapa), localidad situada en las inmediaciones del puente del mismo nombre que comunica Grado con Candamo. El acceso desde la capital del concejo se realiza por la carretera AS- 237 hasta Sandiche, donde se toma la AS-235 la cual, tras cruzar Murias y Agüera, localidades por las que pasaremos a lo largo de nuestra caminata de ida y vuelta, nos conducirá a nuestro punto de partida.

Antes de iniciar nuestra andadura, merece la pena acercarse hasta tan afamado puente,  convertido desde el tiempo de los romanos en estratégico paso de las comunicaciones que unían Asturias con la Meseta y con Galicia. De ahí que fuera escenario de diversas batallas, ya fuera en la época medieval, durante la Guerra de la Independencia, en las Carlistas o en la Guerra Civil.

Candamo, de Peñaflor a Grullos, puente de Peñaflor De vuelta al lugar donde se encuentra el panel informativo, iniciamos la Ruta del Nalón por ascendente camino que se interna en un frondoso pinar. Vamos ganando altura, primero en dirección este para girar luego hacia el norte. Tras encontrarnos con los restos de unas antiguas edificaciones, el arroyo que hace tiempo nos acompaña nos sorprende con un inesperado y sonoro salto de agua.



Al llegar a la altura de la zona conocida como Las Cabezadas, el camino da un giro de casi ciento ochenta grados avanzando hacia el sur. El pinar va clareando y los pastizales se adueñan del paisaje.



Abandonada la espesura, el camino se asoma a la llanura. Avistamos el Nalón que nutre la fértil vega de Grado. A partir de aquí, sendero y río caminarán paralelos hasta nuestro destino.

Llegamos a Cuero por la parte alta del pueblo.  A nuestra izquierda seguimos contemplando el valle en el que se asienta la villa de Grado.

Tras atravesar la localidad, el camino toma dirección norte hasta alcanzar la carretera que conduce a Agüera y El Caleyu. La seguimos durante un trecho hasta alcanzar un desvío que nos adentra por un sendero que pasa cerca del lavadero.



Proseguimos nuestra andadura por un marcado camino. A nuestra izquierda, allá en el valle, el río nos sigue acompañando. Al fondo, sobre una pequeña colina, alcanzamos a divisar Grullos.

Antes de llegar a nuestro destino, alcanzamos Murias, capital de la parroquia del mismo nombre. Pasamos al lado de la iglesia, de finales del XVIII. Un poco más adelante, atravesamos el río Dele, cuyas aguas son aprovechadas por varios molinos.



Tras recorrer un pequeño tramo de carretera, nos desviamos a la derecha para iniciar un tramo de fuerte pendiente. A medida que ascendemos, nuevas vistas del Nalón se adueñan del paisaje.

Ya tenemos Grullos a nuestro alcance. Vencido el repecho, caminamos por un frondoso camino que, en suave descenso, nos conduce hasta la capital del concejo de Candamo.


Como no se trata de pisar la meta e iniciar rápidamente el camino de regreso, nos tomamos un tiempo para recorrer la capital del concejo con detenimiento. Nos acercamos hasta el Ayuntamiento, un edificio del siglo XVIII, que ha sido restaurado recientemente.  No muy lejos de allí, encontramos la iglesia parroquial. Y en las proximidades del cartel que da inicio a la segunda parte de la ruta, la que desde nos encontramos nos llevará a Beifar, se halla el Palacio de los Cañedo, un edificio construido también en el siglo dieciocho que cuenta con capilla, cuadra y panera, entre otros edificios anejos.

Palacio de los Cañedo (Grullos)

Ayuntamiento de Candamo (Grullos)

Si de lo que se trata es de comer, el caminante dispone en el lugar de dos buenas casas de comidas: La Fresa y la sidrería La Caverna.

El camino de regreso lo realizamos por el mismo itinerario.

========================
Últimas rutas publicadas:
- - - MÁS  RUTAS - - -
========================