lunes

Valle del Naredo y bosque Mofusu

LenaEntre las  rutas y sendas que la historia ha dibujado en el concejo lenense, algunas de ellas usadas de antiguo como paso obligado entre Asturias y la Meseta (camín francés, calzada romana o camín del estraperlo), las hay que, recorriendo lugares de gran belleza, no exigen los esfuerzos requeridos para alcanzar las más  afamadas cumbres del concejo.
Tal es el caso del itinerario que os proponemos, el cual,  siguiendo el curso del río Naredo nos conduce hasta la ermita de La Flor, en cuyas proximidades se celebra la Fiesta de la Flor (una gira campestre que se celebra el lunes siguiente al lunes de Pascua, a la que asisten cientos de romeros), para adentrarse luego en el bosque Mofusu y terminar en unas camperas en las cuales se puede disfrutar de magníficas vistas de la sierra del Aramo y del propio valle del río Naredo.

Características
  • Tipo: circular
  • Dificultad: ▲▲▲▲▲
  • Itinerario: Pola de Lena - ermita de La Flor - Los Cabrios - Piedracea - ermita de La Flor - Pola de Lena
  • Señalización: suficiente
  • Sendero homologado: PR AS-84
  • Desnivel: unos 650 metros. 
  • Distancia: unos 12 kilómetros
  • Duración: alrededor de cuatro horas

Situación y distancias


Distancias por carretera a Pola de Lena, capital del concejo de Lena

Lena, situación y distancias

Pulsa en la imagen para aumentar su tamaño


Cómo llegar al punto de partida
Pola de Lena, inicio de la ruta al valle del NaredoUna vez en Pola de Lena, nos dirigimos hacia el barrio La Caleya, donde podemos dejar estacionado el vehículo.  Buscamos los puentes del ferrocarril, por debajo de los cuales habremos de pasar, primero el viejo, el de los arcos de piedra, y luego el nuevo viaducto. Llegamos, por fin,  al que se alza sobre el río Naredo (ver foto y  mapa).
Lo cruzamos y nos adentramos en el sendero que se abre a la izquierda. En cualquier caso, no dudéis en preguntar: cualquier vecino os dirá donde se inicia el camino a La Flor. 

Empezamos a caminar por un tramo hormigonado y con una pequeña pendiente a la orilla derecha del Naredo. Apenas dejamos atrás las últimas edificaciones, el sendero se adentra en un bosque de ribera.

Lena, río Naredo

Por los vanos que se abren en la cubierta vegetal podemos ver las caserías que van quedando en la parte más baja del valle; más adelante la localidad de Palacios que se alza a media ladera buscando el sol de mediodía.

Lena, Palacios Lena, Palacios
Cruzamos un puente y caminamos ahora por la orilla izquierda del río. El sendero discurre por un tramo del antiguo camino real de Quirós a Lena y no tardamos en llegar a uno de sus hitos más importantes: la ermita de la Flor. Construida a finales del siglo XV, estaba a cargo de un ermitaño quien, según cuenta la tradición, en días de niebla o de tormenta tañía la campana para orientar a cuantos transitaban por este camino.

Lena, ermita de La Flor

En las inmediaciones de la ermita, un puente de madera nos sitúa de nuevo en la orilla izquierda del río. El tramo que ahora iniciamos es más exigente: el camino asciende buscando el interior del bosque Mofusu.

Lena, río Naredo en las proximidades de la ermita de La Flor

El sendero se estrecha por momentos y la vegetación, dominada por los castaños,  se va haciendo más densa. Es, sin duda, el tramo más exigente, pues ascendemos de forma continuada, con algunos repechos pronunciados. No hay prisa ninguna y  cada parada es una nueva ocasión para disfrutar del corazón del bosque.

Lena, bosque Mofusu

Cuando llevamos alrededor de una hora de ascensión, notamos que el escenario empieza a cambiar, pues los castaños dejan paso a las hayas y el ruido de las esquilas anuncian la presencia de ganado.

Lena, bosque Mofusu

En efecto, no tardamos en llegar a la majada que corona el bosque: una tupida alfombra verde salpicada de cabañas donde pastan a sus anchas algunos caballos. Para el caminante es también un magnífico mirador.

Lena, majada al final del bosque Mofusu

Desde este lugar, que en algunos mapas aparece denominado Los Cabrios, tenemos unas vistas fantásticas. Si miramos hacia el oeste, vemos  los altos que unen Quirós con Lena. También, el trazado ascendente de la carretera AS-239 que encuentra allá arriba, en el alto de La Cobertoria, las tierras del concejo vecino.

Lena, Los Cabrios, unión de Quirós y Lena Lena, vista de La Cobertoria
Las paredes rocosas de la sierra del Aramo destacan imponentes por encima de la amplia gama de verdes que llenan el paisaje. En la crestería las antenas nos ayudan a distinguir el Gamoniteiru que, con sus cerca de 1800 metros de altura, es su pico más alto.

Lena, Los Cabrios, vista del Gamoniteiru

Si miramos hacia el este contemplamos todo el valle del río Naredo. Allá, en el fondo, la silueta de Pola de Lena.

Lena, Los Cabrios, vista del valle de Naredo y Pola de Lena
Tras la reconfortante parada, llega la hora de iniciar el retorno. Avanzamos por un camino ancho y sombreado que desciende hasta enlazar con la carretera que une Tablao con Piedraceda (Piedracea). La seguimos hasta alcanzar esta localidad, donde tomaremos un camino que nos conduce hacia la ermita de La Flor.

Lena, descenso hacia el valle del Naredo desde Los Cabrios
Una vez allí no tenemos más que seguir el tramo que ya conocemos y que nos conduce de nuevo a Pola de Lena.

========================================================================


Últimas rutas publicadas:


========================
Google