domingo

De Ceceda a La Coroña de Castru

La Coroña de Castru o La Corona El Castro es una cima de modesta altitud (461 metros)  convertida en punto de unión de los concejos de Cabranes, Nava y Piloña.  Es  un punto estratégico, un excelente mirador que domina  parte de las tierras de estos tres concejos. Así lo debieron entender también nuestros antepasados, pues eligieron este lugar para construir  un poblado fortificado o castro, cuyos restos fueron descubiertos  a finales de los años cincuenta del pasado siglo.

A pesar de que hasta el momento no ha sido excavado, se han podido identificar los dos fosos que lo recorrían por el norte y el oeste, y un sólo foso en el este y en el sur; también, los respectivos contrafosos o parapetos, con alturas que irían de los tres hasta los seis metros de altura.

Hasta allá nos vamos. Para contemplar con nuestros ojos las panorámicas que, con las lógicas modificaciones dibujadas por el paso del tiempo, divisaban siglos atrás los primeros habitantes del lugar: las tierras de Piloña, Nava y Cabranes, pero también El Sueve, los Picos de Europa, Peña Mayor, El Aramo...

 
Características
  • Tipo: circular
  • Dificultad: ▲▲▲▲
  • Itinerario: Ceceda - Fresnadiellu - Coroña de Castru - La Troncada - La Faya - Ceceda
  • Señalización: buena
  • Sendero homologado: P.R. AS-147
  • Desnivel: unos 320 metros. 
  • Distancia: unos 9 kilómetros
  • Duración: de  tres horas y media a cuatro horas

Situación y distancias


Distancias por carretera a Nava, capital del concejo del mismo nombre

Nava, situación y distancias

Pulsa en la imagen para aumentar su tamaño


Cómo llegar al punto de partida

La ruta se inicia en la localidad de Ceceda,  situada a unos 6 kilómetros de  Nava, la capital del concejo.  Para ello tomaremos  la carretera N-634 en  dirección a Infiesto y continuar por ella hasta encontrar una desviación a nuestra izquierda debidamente señalizada. Ascendemos unos centenares de metros y llegamos al centro del pueblo (ver mapa), lugar en el que podremos estacionar el vehículo.

 Tras el recomendable paseo por la localidad, durante el transcurso del cual podremos contemplar varias casonas de distinguido porte, así como la interesante capilla de Santa Lucia, caminamos en dirección noreste y no tardaremos en encontrar un panel con información sobre la ruta (P.R. AS - 147 Senda de Ceceda a Cabranes por la "Coroña de Castru"). En caso de duda, siempre podemos acudir a los vecinos que nos encontremos al paso.

Capilla de Santa Lucía (s. XVII)
Iniciamos nuestra caminata por la carretera local  que en suave descenso nos llevará a las afueras del pueblo, en dirección a La Faya y Fresnadiellu. Las casas, agrupadas en el centro de la población, se van ahora distanciando unas de otras. Cruzamos un puente y bordeamos tierras de labor. Al llegar a un cruce, tomamos el camino de la derecha, hacia Fresnadiellu. A las afueras de esta pequeña aldea nos encontramos con una capilla situada al borde del camino.

Ya no hay edificaciones y el suelo que pisamos hace un tiempo que ha pasado a ser de piedra y tierras. Las praderías van perdiendo protagonismo y los primeros bosquetes surgen a la orilla del camino. Vamos subiendo en dirección a El Mosquil.


En el lugar se encuentra un área recreativa, lugar muy indicado para realizar una parada y echar una vista a los paisajes que van surgiendo a nuestra espalda. Lo primero que observamos, lo más cercano, Ceceda.

A medida que ascendemos, además de Ceceda, irán apareciendo otros pueblos y, como telón de fondo, la sierra de Peñamayor: escenario al que volveremos cada vez que la pendiente y las sucesivas vueltas y revueltas que dibuja el camino nos lo propicie. El espectáculo se completa cuando, al dirigir nuestra vista al sureste, nos encontramos con la silueta de los Picos.

Este último tramo es el que nos exige mayor esfuerzo. Unas revueltas más y alcanzamos el punto más alto del recorrido. A los pocos metros, llegamos al lugar donde se encuentran las ruinas del castro, por más que el senderista que llega hasta aquí tan sólo encuentre un panel con explicaciones, eso sí, de lo más apropiadas. Aunque de fosos y contrafosos no encontremos otra evidencia más que la de la ilustración que allí aparece, sí que nos podemos hacer cumplida cuenta de lo acertado de la elección, pues desde el punto de vista de la estrategia defensiva, el lugar no podía ser mejor, pues, como queda dicho, domina una amplia zona de las tierras de los alrededores. No cabe duda de que nuestros antepasados, los que allí vivieron, sabían lo que se hacían. Y es que si durante el ascenso habíamos disfrutado de las panorámicas que iban surgiendo a nuestras espaldas, ahora lo hacemos con las que desde la cumbre divisamos hacia el norte. Tierras de Cabranes: verde inmenso, moteado de pequeños pueblos con sus manchas de teja y muros. Vida sobre vida.

Llegados a este punto, el itinerario PR AS-147 realiza una incursión al vecino concejo del norte, llegando hasta La Encrucijada (Cruciyada o La Cruciada). Puesto que se trata de un tramo de ida y vuelta, descenso y ascenso, optamos por seguir adelante, dejando para un próximo futuro (lo anotamos en la larga lista de rutas y senderos pendientes) el momento de patear por las tierras cabraniegas.

Así que proseguimos en dirección oeste por el amplio sendero que atraviesa la parte cimera del monte La Trapa. Llaneamos unos centenares de metros contemplando los paisajes que se abren a nuestra derecha y nuestra izquierda. Este tramo de agradecido caminar se acaba cuando el camino gira nuevamente hacia el sur. Nos espera un pronunciado descenso por un cortafuegos abierto en la ladera poblada de pinos. Sin prisa, poniendo cuidado en la bajada y sirviéndonos de nuestros inseparables bastones, alcanzamos terreno más llano.

Cambia de nuevo el paisaje y el suelo que pisamos. Caminamos, ahora entre praderías, por pista hormigonada. Pasamos por el caserío de La Trancada y atravesamos la aldea de La Faya. Una pequeña subida nos conduce al cruce de caminos que encontramos a la ida. Lo que queda es un pequeño tramo ya conocido que nos conduce de nuevo a Ceceda, lugar de inicio de nuestro recorrido.

=========================================================================
ARTÍCULO RELACIONADO

CASA COLO (Ceceda) . La historia de esta casa de comidas comienza a mediados de la década de los años treinta del pasado siglo, cuando los abuelos de la actual propietaria se instalaron en el lugar al regreso de su aventura americana y decidieron abrir una tienda-chigre, de las que tanto...

=========================================================================


Últimas rutas publicadas:

- - - MÁS  RUTAS - - -
======================== Google