viernes

El sendero de El Cervigón

Gijón, El RinconínEl paseo marítimo que bordea el arenal de San Lorenzo tiene un gran atractivo no sólo para quienes visitan la ciudad, sino también para los propios gijoneses, que lo han convertido en lugar de encuentro y en una de las vías más transitadas. Ciertamente, muchos son los que a diario lo recorren, de un lado para otro, a pie, en patines o en bicicleta.

En realidad, esta costumbre de pasear por el Muro viene de bastante tiempo atrás. Lo novedoso resulta ver cómo hay gente que al llegar al que era su final, no da la vuelta, sino que se adentra por la senda abierta hace unos pocos años y que, bordeando el mar, llega hasta el parque de La Providencia (y de ahí, a la playa de La Ñora, en el límite con el concejo de Villaviciosa).

El sendero que hoy os presentamos es, por tanto, la parte más agreste del denominado Paseo litoral de San Lorenzo: un verdadero regalo para los sentidos situado a tan sólo unos minutos del bullicio ciudadano.


Características
  • Tipo: lineal (ida y vuelta)
  • Dificultad: ▲▲▲▲
  • Señalización: sin pérdidas
  • Distancia: 4.500 metros
  • Duración: alrededor de una hora y media (más el recomendable recorrido por el parque de La Providencia)

Situación y distancias


Distancias por carretera a Gijón, capital del concejo del mismo nombre

Gijón, situación y distancias
(Pulsa en la imagen para aumentar su tamaño)



Cómo llegar al punto de partida
Iniciamos la ruta en el parque de El Rinconín (ver mapa), que cuenta con un buen aparcamiento para quienes prefieran llegar con el coche hasta el lugar. Un indicador situado en la base de una de las farolas nos informa que nos encontramos a tres mil metros de distancia del Campo Valdés, inicio del paseo. Lo que no nos dice es que, aproximadamente esa es la misma distancia que tendremos que recorrer hasta el parque de La Providencia.

Gijón, sendero de El Cervigón, indicador
Gijón, Solidaridad











A la altura de Solidaridad, una de las esculturas situadas en la zona, el escenario empieza a cambiar y el paseo pasa a convertirse en sendero. Caminamos en dirección noroeste bordeando una privilegiada zona de acampada y dejando a nuestra izquierda la línea de edificios que se alza sobre el arenal. Tras girar por dos veces a la derecha, el camino comienza a ascender. Pasamos al lado de la que fuera la vivienda de Rosario de Acuña, una ejemplar mujer, madrileña de origen y enamorada de Asturias , que decidió pasar los últimos años de su vida en este lugar.

Gijón, sendero de El Cervigón, tramo de subida Gijón, sendero de El Cervigón, panel en la casa de Rosario de Acuña















A la vera de los muros de la que fuera su casa, aún parecen resonar aquellas palabras suyas referidas al lugar:
«Era una mañana de la primavera pasada. El cielo estaba azul, límpido; el mar enviaba a la tierra una brisa perfumada por albas frescas; algunas espumas leves contorneaban la punta del cabo de San Lorenzo, y grandes gaviotas blancas, y grandes y negros cuervos, matizaban el horizonte con rasgos de luz y de sombra. Todo era paz alrededor...»
Prosigamos. No tardando, veremos esa punta del cabo de San Lorenzo, con la playa de Peñarrubia a sus pies.

Gijón, sendero de El Cervigón, proximidades de la playa de Peñarrubia

Casi llegando a la carretera que, cruzándose con la senda, da acceso a la playa, nos encontramos el área recreativa que lleva el nombre de Joaquín Rubio Camín, un destacado artista plástico gijonés fallecido en 2007. Igual que cada una de las ocasiones anteriores, los bancos provocan la misma admiración, con el irrepetible Cantábrico como protagonista.

Gijón, sendero de El Cervigón, vista del parque de La Providencia Gijón, sendero de El Cervigón, área recreativa Joaquín Rubio Camín











Un aparcamiento, atravesamos la carretera y nos adentramos en la última parte del recorrido, un tramo ascendente con dos opciones: las exigentes escaleras o la suave pendiente asfaltada. Optemos por la que optemos, al final encontraremos la misma recompensa: un inmenso praderío asomado al mar que podemos recorrer por diferentes itinerarios.

Gijón, sendero de El Cervigón, accesos al parque de La Providencia Gijón, sendero de El Cervigón, parque de la Providencia











Sea cual sea el itinerario que sigamos y estemos todo lo abajo que estemos, no podremos resistir la tentación de subir al mirador, esa especie de navío anclado que corona el parque.

Gijón, sendero de El Cervigón, parque de la Providencia

Si el tiempo acompaña, la vista es magnífica. Tomaros todo el tiempo necesario, pero, al final habrá que regresar. Quien no quiera bajar por el mismo lugar por el que hemos subido, puede salir a la búsqueda del asfalto, acercarse hasta la ermita de La Providencia y descender por la acera que bordea la descendente carretera que conduce hasta el puente del Piles. Las vistas que se pueden contemplar desde el camino, quizás compensen la distancia suplementaria.

Gijón, Universidad Laboral

Gijón, vista desde las proximidades de La Providencia


========================


Algunas cosas más  del concejo de Gijón


Gijón, edificio modernista de la plaza de Europa
La fachada modernista
Gijón, parque de Isabel la Católica
Parque de Isabel la Católica







Gijón, sidrería La Volanta
Sidrería La volanta
Gijón, La madre del emigrante
Un museo al aire libre





Gijón, senda del río Ñora
Senda del río Ñora
senda del río Piles
Senda del río Piles

========================
Últimas rutas publicadas:
- - - MÁS  RUTAS - - -
==================================================================