lunes

La senda del río Piles

Para muchos el río Piles no era más que su parte final, la que se adentra por el puente de doble ojo en la gijonesa playa de San Lorenzo. Algunos habían seguido su curso hasta las inmediaciones de La Guía. Sólo unos pocos sabían que, aguas arriba, aquel río formaba pequeñas cascadas, cubría sus aguas con un frondoso bosque de ribera, susurraba como un río de verdad y, de cuando en cuando, se enfadaba anegando praderías y pomaradas.

Gracias a la senda abierta hace unos años, hoy todos podemos descubrir el cauce tanto tiempo oculto del más gijonés de los ríos.

Características
  • Tipo: lineal
  • Itinerario: Viesques, La Coría, Granda, Leorio, Vega (y regreso).
  • Dificultad: ▲▲▲▲
  • Señalización: buena
  • Duración: unas tres horas

Situación y distancias


Distancias por carretera a Gijón, capital del concejo del mismo nombre

(Pulsa en la imagen para aumentar su tamaño)


Cómo llegar al punto de partida



Aunque, al parecer, la ruta está diseñada para iniciarla justo en la desembocadura del río, en la playa de San Lorenzo, nuestra recomendación es comenzarla en el parque fluvial de Viesques, gran mancha verde que se está consolidando como un verdadero espacio de transición entre el entorno urbano y el rural.



En La Coría, tras contemplar las ruinas de uno de los molinos que tiempo atrás aprovechaban las aguas del río, pasamos por un puente de madera para adentrarnos poco después en el nudo de hormigón y asfalto que tejen las autovías Minera y del Cantábrico.




Unos centenares de metros más adelante, el intenso verde del paisaje nos hace olvidar el estruendo de los coches. Tras atravesar el llano, salpicado de plantones y de alguna que otra mesa, llegamos a un cruce de caminos: nosotros giramos hacia la izquierda (el de la derecha conduce a la senda de la Canal de los Molinos, siguiendo una antigua derivación del río Piles que tenía por objetivo alimentar los molinos harineros existentes en la zona).





A partir de este momento el camino, que discurre por la orilla derecha del río, llanea plácidamente bordeando las praderías en las que no es inhabitual encontrar pastando algún que otro caballo. No tardando, la vegetación se hace más exuberante y el río más ruidoso.






En las proximidades con la carretera de Gijón a Pola de Siero, el camino abandona las aguas del río Piles y sigue las del arroyo de Santa Cecilia. Tras salvar la carretera por un puente peatonal, el camino serpentea entre pomaradas hasta que llegamos a la zona donde se emplazan las instalaciones deportivas de la parroquia: hemos llegado a nuestro destino.

Una vez aquí, al caminante se le presentan dos opciones: regresar en un autobús de la línea 16 (El Musel-Vega) o regresar por el mismo recorrido tras reponer fuerzas en uno de las casas de comidas de la localidad (El Roble, tfno. 985 137 663; El Refugio, tfno. 985 136 344; Bodega Vieya, tfno. 985 137 823...).



=============================


============================================================