martes

Senda del cabo Busto

Vista del cabo Busto, cartel de la ruta

El sinuoso litoral valdesano dibuja en la llanura de Busto una lengua de tierra que se adentra en el Cantábrico: el cabo Busto, una magnífica atalaya que nos permitirá disfrutar de la abrupta belleza de esta parte de la costa asturiana.

Nada mejor que contemplar la fotografía, tomada del cartel informativo de la senda, para saber qué nos vamos a encontrar en el recorrido que hoy os proponemos: un terreno casi llano, tintado de verdes intensos, que bordearemos por un sendero bien marcado dibujado a la orilla de los acantilados. A lo largo del camino encontraremos varios lugares acondicionados como miradores donde podremos contemplar buena parte de la rasa litoral, disparar una y otra vez nuestra cámara de fotos, disfrutar del runruneo del mar o dejarnos acariciar por la brisa del Cantábrico.



Características

  • Tipo: circular
  • Dificultad: ▲▲▲▲
  • Señalización: buena
  • Sendero homologado: PR AS-4
  • Distancia: unos 7 kilómetros
  • Desnivel: un par de subidas y bajadas en la parte inicial. Luego el terreno es llano
  • Duración aproximada: alrededor de dos horas y media


Situación y distancias


Distancias por carretera a Luarca, capital del concejo de Valdés

Valdés, situación y distancias
Pulsa en la imagen para aumentar su tamaño


Cómo llegar al punto de partida

Busto se encuentra situado al este de la capital del concejo, a unos doce kilómetros de distancia. Iniciamos la ruta en las escuelas de Busto (ver mapa), un edificio construido en 1901 por iniciativa del doctor don Eduardo Pérez de la Fanosa.Escuelas de Busto

Tomaremos un camino que se dirige hacia el oeste y a unos cien metros encontraremos una bifurcación convenientemente señalizada: a Canero, de frente; al cabo Busto, a la derecha.

Caminaremos unos centenares de metros en dirección al faro por un camino bien marcado. Aunque todo parece indicar que los verdes pastizales que dominan la rasa nos acompañarán durante todo el recorrido, pronto nos llevaremos una agradable sorpresa. El camino se adentra en un frondoso pinar...

senda del cabo busto, inicio del sendero senda del cabo busto, arroyo














Suave descenso, un puente sobre un arroyo, un repecho... y volvemos a la rasa. Un área de descanso nos invita a contemplar al oeste los acantilados que jalonan la costa oeste del concejo. A nuestros pies la playa de Bozo.
vista de la costa occidental del cabo Busto

Mucho que ver, mucho que disfrutar... Seguimos adelante. Nuestra próxima parada el faro, cuya silueta nos acompaña durante buena parte de nuestro camino. A partir de ahora, el camino, más estrecho, sigue la línea de los acantilados. De tanto en tanto, un mirador, una panorámica de la costa este, una fotografía de los rompientes...

Después de dibujar varias eses en la costa, el camino gira hacia el sur aproximándonos a Busto para girar de nuevo en busca de la línea este del cabo. Si dirigimos nuestra mirada al oeste podremos contemplar las múltiples pantallas vegetales, hileras de arbolado, que salpican la pradería atenuando la fuerza de los vientos.

Cabo Busto, acantilados Cabo Busto, acantilados










En un momento dado el sendero, incapaz de adentrarse entre la frondosa vegetación, gira hacia el sur buscando las primeras casas de Busto. Es hora de tomar el camino de regreso.


========================


========================

Últimas rutas publicadas:

========================