jueves

La cascada de Oneta

Villayón, cascada de OnetaAl río Navia, que dibuja buena parte del límite occidental del concejo, vierten sus aguas las sierras de Villayón y lo hacen no sin dificultades pues, en ocasiones, deben vencer los desniveles de varias decenas de metros que la erosión de las pizarras ha ido poniendo en su camino. El río forma entonces espectaculares cascadas para deleite de quienes visitan estas tierras. En otro lugar ya nos hemos referido a la de Méxica, situada en las proximidades de la localidad de Ponticiella; visitaremos ahora la de Oneta o, mejor, «las de Oneta», pues son tres las que allí se encuentran, aunque sea la mayor, la conocida como La Firbia, la más fotografiada por los visitantes que se acercan hasta el lugar atraídos no sólo por su belleza, sino también por la escasa dificultad del itinerario.

Características
  • Dificultad: ▲▲▲▲
  • Señalización: buena
  • Distancia: unos 2 kilómetros
  • Duración: algo más de una hora


Situación y distancias


Distancias por carretera a Villayón, capital del concejo del mismo nombre

Villayón, situación y distancias
Pulsa en la imagen para aumenar su tamaño

Cómo llegar al punto de partida

El Monumento Natural de la Cascada de Oneta se localiza en las proximidades de la localidad del mismo nombre (ver mapa), con acceso desde la capital del concejo por la carretera AS-36 (Villayón-Luarca).

Villayón, Oneta desde el camino Villayón, camino a la cascada de Oneta

Villayón, paisaje visto desde el sendero a la cascada de Oneta Villayón, la cascada de Oneta desde el sendero


















El itinerario comienza en el mismo pueblo, del que salimos por un camino ancho que se adentra por campos de siembra y praderías en dirección suroeste. Al poco, el camino inicia su descenso en busca del río; las rocas afloran en los campos y, no tardando, empezaremos a oír el ruido del agua saltarina. Seguimos por el bien marcado sendero y pronto vislumbraremos a lo lejos, entre la verde frondosidad de alisos, sauces y fresnos, la cascada.

Villayón, cascada de Oneta Villayón, cascada de Oneta
















Después de disparar y disparar, después de buscar las mejores perspectivas para intentar captar todo lo que ven nuestros admirados ojos, después de disfrutar de toda la belleza del lugar, haríamos bien en seguir el curso del río, no tanto por ver las otras cascadas, de acceso más difícil y de menor impacto que la primera, como para contemplar los molinos que se encuentra un poco más abajo.

Villayón, molino en las proximidades de la cascada de Oneta Villayón, molino en las proximidades de la cascada de Oneta, interior












Con la retina bien alimentada, toca ahora emprender el regreso por el mismo camino, ahora ascendente pero, en cualquier caso, placentero.

========================


========================